El perfil transaccional: el reto del sector financiero

Antilavado Post

Por Best Practices, el 23 de Mayo, 2024

Las entidades bancarias están obligadas a conocer a sus clientes no solo para ofrecerles mejores servicios y beneficios sino también para detectar operaciones inusuales que puedan estar involucradas  con lavado de activos y financiación del terrorismo (LA/FT). 

Desde la década de los setenta, las entidades financieras se preocupan por conocer el perfil transaccional de cada cliente y gestionar el riesgo para evitar ser inyectadas con dineros del narcotráfico. Sin embargo, todavía salen a la luz escándalos de muchas entidades financiera de talla mundial, que son usados por el crimen organizado.

La ley obliga a entidades financieras a establecer políticas y controles que les ayude a prevenir lavado de dinero, a través de sus servicios. Por ésta razón, las entidades deben implementar medidas que permitan: conocer a los clientes, clasificarlos y detectar a tiempo operaciones sospechosas.

Hábitos financieros

Es importante conocer los hábitos financieros de cada cliente, saber cuáles canales y lugares usan para retirar dinero, cuáles son los montos y días de retiro para analizar si estas actividades corresponden, o no, al perfil del consumidor. Si se salen de los parámetros normales, se analizan para determinar si son inusuales o sospechosas y ponerlas en conocimiento de las autoridades.

Para conocer el perfil transaccional, las entidades financieras agrupan a sus clientes, es decir los segmentan, por ejemplo, según su profesión, estrato e ingresos, recopilan información de ellos y sus movimientos financieros, que acompañan las características de sus transacciones y, de acuerdo, a lo que se espera de cada uno de los grupos que se comportan de forma similar, se comparan las transacciones reales con las normales, según la capacidad económica.

Operaciones inusuales o sospechosas


El responsable de monitorear todos los movimientos de los clientes es el área de cumplimiento de cada entidad financiera, que debe señalar procedimientos que realicen las transferencias que estén injustificadas o los movimientos sospechosos que emitan señales de alerta temprana.

Por ello, una vez se trace el perfil del cliente, comienza la supervisión financiera: el responsable del monitoreo debe comparar que las transacciones correspondan con el perfil asignado. Precisamente cuando las transacciones se alejan a la realidad es lo que se denomina operación inusual o sospechosa, porque no es coherente con la actividad de una persona, por ejemplo, un empleado se gana un salario mínimo y de la noche a la mañana consigna millones de dólares sin justificación razonable. 

Análisis de datos

Para analizar si hay operaciones sospechosas, puedan estar relacionadas con lavado de activos, las entidades financieras deben incluir patrones de normalidad. Por ejemplo, aumento de las transacciones en ciertas fechas, comparar esas transacciones con los ingresos reales del usuario, así como  analizar el cliente, el canal y la jurisdicción de la transacción, por ejemplo, se analizan más las operaciones realizadas desde la fronteras de países en alto riesgo de narcotráfico.

Entre los principales retos, está  tener buenas prácticas para gestionar operaciones inusuales como contar con información suficiente del cliente y analizarla bien, verificar que esté completa y sea verídica, lo que se confirma con cruce de datos. Además, que esté actualizada, ya que el perfil del cliente es cambiante como la actividad económica. Asimismo, realizar la segmentación y determinar señales de alerta.

Si desea ver como lo puedo ayudar a realizar el perfil transaccional en sus operaciones clic en CURSO TALLER ONLINE PREVENCIÓN DE LD/FT


Leer más



3 herramientas para monitorear operaciones inusuales

Antilavado Post

Por Best Practices, el 21 de Mayo, 2024

¿Sabe cómo monitorear las operaciones sospechosas? En este artículo le mostramos tres herramientas para hacerlo como un experto.

Monitorear en la prevención del lavado de activos y de la financiación del terrorismo significa acompañar el comportamiento de los movimientos transaccionales de un cliente, evaluando si la actividad que realiza está dentro de lo esperado o si hubo un cambio significativo en su perfil.

Cualquiera que sea la herramienta que use la institución para monitorear el lavado de dinero, debe generar alertas teniendo en cuenta los diferentes productos o servicios financieros: transferencias electrónicas, cheques, órdenes de pago, transacciones en especie, préstamos, seguros, financiamientos, etc.

Al identificar operaciones inusuales, se deben escalar a tiempo las sospechas anexando un informe del análisis respectivo, en el que conste la verificación del origen y del destino de los recursos.

Un informe de operaciones inusuales debe incluir los siguientes aspectos:

  • Explicación de las señales de alerta encontradas.
  • Información adicional que permita identificar el destino de los recursos.
  • Comprobantes que permitan reconocer los movimientos financieros informados.
  • Presentar elementos del proceso “Conozca a su cliente”, que ayuden a determinar el comportamiento financiero del cliente.

Herramientas de monitoreo de operaciones inusuales

Actualmente existen diferentes herramientas para monitorear operaciones sospechosas relacionadas con lavado de activos y financiación del terrorismo. Estas herramientas pueden dividirse en tres: informáticas, manuales y listados de nombres.

Sistemas informáticos de monitoreo de operaciones inusuales

Algunas instituciones utilizan sistemas informáticos para monitorear las transacciones. El software o los programas en la nube facilitan el seguimiento de las transacciones y detectan aquellas que se salen de un patrón específico de comportamiento.

El parámetro más común en estos sistemas es la comparación entre límites preestablecidos y movimientos bancarios. Cuando se encuentra alguna inconsistencia de parámetros, el sistema envía una alerta a los gestores de riesgo para que analicen el caso y para que la actividad sospechosa, si se comprueba, sea reportada a las autoridades competentes.

Principales criterios que usa el sistema:

  • Ingresos y patrimonio del cliente incompatible con las operaciones que usualmente realiza.
  • Aumento en la cantidad de operaciones realizadas por el cliente dentro de un periodo determinado.
  • Contratación de nuevos productos y servicios que no concuerdan con el perfil del cliente.
  • Cambios frecuentes en los datos del registro del cliente.
  • Movimientos en especie por encima de determinado valor.
  • Extralimitación de los límites concedidos.
  • Reincidencia de alertas por movimientos atípicos.
  • Denuncias registradas en el sistema interno.
  • Gran volumen de transferencias a terceros.
  • Muchas transacciones de pequeño valor.
  • Recursos parados en cuenta corriente.

Monitoreo manual de las operaciones

Aunque el análisis informático de las operaciones inusuales es el escenario ideal, no todas las entidades financieras usan software para monitorear transacciones; algunas lo hacen de forma manual.

Los resultados del monitoreo manual deben consignarse en un informe verificado por el área de cumplimiento de la institución. Este monitoreo normalmente se lleva a cabo a través del diligenciamiento de formularios, comités, reuniones, correos electrónicos o cualquier otro medio que formalice el control de las transacciones, así como el seguimiento de las operaciones inusuales.  

También son analizados los informes donde se explican los movimientos realizados por los clientes, generalmente usando filtros para detectar transacciones no convencionales. Esta metodología es más utilizada por instituciones que no tienen un gran volumen de operaciones, pocos productos u operaciones de baja complejidad.

Listados de nombres sospechosos

Hay listas restrictivas de personas buscadas por la policía internacional por estar involucradas con el terrorismo o en crímenes de lavado de dinero. Incluso algunos servicios de protección de crédito ofrecen una lista de personas políticamente expuestas.

En esos listados constan los nombres de personas naturales (sospechosas, acusadas, condenadas o prófugos de la justicia) y personas jurídicas, países, gobiernos y funcionarios, organizaciones criminales, terroristas, traficantes o con algún embargo comercial o económico.

El uso de estas listas restrictivas previene a las instituciones financieras para que no establezcan relación comercial alguna con empresas o personas sospechosas.

Como buena práctica de prevención y combate del lavado de activos, las instituciones financieras deben definir procedimientos para verificar todas las listas disponibles, describiendo la responsabilidad interna por la verificación y el control, el sistema utilizado, las acciones que serán implementadas al identificar los nombres de personas o entidades sospechosas y el periodo de custodia de la documentación probatoria.

Si desea ver como lo puedo ayudar a detectar Operacionales Inusuales en sus operaciones clic en CURSO TALLER ONLINE PREVENCIÓN DE LD/FT


Leer más



Buenas prácticas para prevenir el lavado de activos

Post

Estas son algunas de las buenas prácticas que utilizan las entidades financieras para prevenir el riesgo de lavado de activos y de la financiación del terrorismo.

Los controles para prevenir y detectar el lavado de activos y la financiación del terrorismo cada vez son más fuertes. Sin duda, este es un problema global que no se restringe a una zona geográfica o a una industria específica.

Las organizaciones cuentan con una serie de estrategias que pueden implementar para cumplir con las regulaciones y hacer una gestión de riesgo más efectiva. Aquí le enumeramos algunas de ellas.

1.Usar  técnicas como Know your customer o Debida Diligencia del Cliente

Recolectar información sobre el cliente, sobre su identidad, su profesión, la fuente de sus ingresos, el tipo de actividad que ejerce y los países en los que hace negocios es una buena práctica para prevenir los riesgos de lavado de activos y de la financiación del terrorismo (LA/FT).

Las organizaciones pueden usar un sinnúmero de técnicas para hacer esto de la mejor manera, incluyendo análisis de redes sociales, bases de datos, histórico de noticias y transacciones.

2. Contar con sistemas de información

Los bancos pueden verificar los movimientos inusuales de los clientes con relativa facilidad. Sin embargo, para que esto se haga de manera eficaz, debe compararse el histórico de transacciones con el fin de emitir señales de alerta que indiquen un comportamiento anormal de un cliente.

Cuantos más datos haya disponibles, más fácil será segmentar y perfilar a los usuarios. Esta actividad no es adecuada para que la realice una persona o un conjunto de personas, pues tomaría demasiado tiempo. En ese sentido, un software para gestionar el riesgo es de gran utilidad para que la tarea sea menos dispendiosa y más rápida.

3. Investigar y reportar

Un sistema para detectar señales de alerta es fundamental, pero además es necesario reportar a las autoridades cuando sea necesario. Las áreas de cumplimiento deben recibir capacitación continua no solo para analizar datos, sino también para escalar los casos de lavado de activos y de financiación del terrorismo a la unidad correspondiente y a las autoridades.

4. Establecer políticas en contra del lavado de activos y la financiación del terrorismo

Tener una cultura de riesgo dentro de la organización depende de un plan y una política para gestionar el riesgo. Implementar los controles es difícil, por eso las organizaciones deben tener unos criterios y unas regulaciones claras y específicos que se comuniquen en toda la compañía.

Así que recuerde tener un manual sobre buenas prácticas para prevenir el lavado de activos y la financiación del terrorismo. De esa forma sus empleados podrán consultarlo para saber qué herramientas usar, cómo actuar y de qué manera gestionar el riesgo.

Ver el video del Seminario de Prevención y Gestión de LA/FT publicado en la Página Web de Best Practices.


Leer más



Claves para realizar la segmentación en el sistema LA/FT

Post

Por Best Practices, el 16 de abril, 2024

Para que un sistema de gestión de riesgos de prevención de lavado de activos y financiación del terrorismo (LAFT) sea exitoso una de sus bases principales es saber cómo se debe llevar a cabo la segmentación de los riesgos.

Tengamos en cuenta que en la actualidad la  prevención de los riesgos LAFT de ser un asunto del sector financiero, en muchos países ya exigen que organizaciones del sector real y de seguros también cuenten con esto.

En el caso de Colombia, el ente regulador que es la Superintendencia Financiera de Colombia estipula que la segmentación "es el proceso por medio del cual se lleva a cabo la separación de elementos en grupos homogéneos al interior de ellos y heterogéneos entre ellos. La separación se fundamenta en el reconocimiento de diferencias significativas en sus características (variables de segmentación)". 

¿Qué es segmentar?

En términos generales se puede definir como la capacidad de reunir o fragmentar algún tipo de información. Para poder realizar esto es necesario contar con un grupo de datos que deben contener elementos que tienen diferentes características que permitan que se puedan identificar entre sí, es decir que nos de la posibilidad de clasificarlos por grupos homogéneos.

Si aplicamos esta definición al sistema de gestión de riesgos LAFT los elementos que se deben segmentar son todos aquellos que se encuentran en los factores de riesgos (clientes, productos o servicios, canales de distribución y jurisdicciones).

Variables que debe tener en cuenta:

  • Clientes: todo lo que este relacionado a la actividad financiera, ya sean transacciones, ingresos, egresos y patrimonio.
  • Productos o servicios: origen, de dónde provienen,  características, mercado y público al que está dirigido.
  • Canales de distribución: cuáles son, a través de qué metodología se hacen, origen y características.
  • Jurisdicciones: ubicación,  transacciones y características. 

Objetivos de la segmentación

Gracias a esto la gestión es eficiente, ya que se pueden agrupar elementos que permiten que sean gestionados conjuntamente con el fin de reducir costos y tiempo.

Una vez se conozca las características principales de los factores de riesgos es posible implementar controles y planes de acciones comunes que contribuyan a la mitigación de los mismos.

Técnicas de segmentación

Árboles de clasificación

Este es uno de los métodos más utilizados por los gestores de riesgos y consiste en identificar los patrones del comportamiento basados en un conjunto de variables individuales. Es decir se planteasen forma de gráficas en las que se dividen la información que fue definida.  Un ejemplo es clasificar los tipos de clientes que pueden existir. 

Análisis factorial

Es una estrategia estadística que permite minimizar datos, los cuales se pueden agrupar en espacios homogéneos a partir de un conjunto de variables.

Mezclas finitas

Da la posibilidad de contar con grupos exclusivos que son aquellos que tienen rasgos similares a los casos medidos dentro de las variables observables categóricas o métricas.

Regresión de mezclas finitas

Esta técnica hace referencia a que las preferencias de los individuos conforman una serie de elementos que es una mezcla de diferentes segmentos en proporciones desconocidas, lo que provoca que se desconozca el segmento al que pertenece concretamente.

Tabulaciones cruzadas

Se construyen con su único fin que es segmentar a través de criterios que son establecidos con anterioridad.

Análisis log-lineal

Este se encarga de relacionar las variables dependientes (respuesta), las cuales son siempre categóricas y las variables independientes (explicativas) no necesariamente son categóricas. 

Análisis de conglomerados

Da la posibilidad de crear grupos de elementos utilizando las características definidas para cada uno de ellos. (por ejemplo crear el grupo de clientes y dividirlos por ingresos, montos, egresos, etc.)

Redes neuronales de Kohonen

Este método permite que se segmente una gran cantidad de datos por medio de un mapa bidimensional que permite que identificar las similitudes de los datos, permitiendo que estos se puedan presentar en zonas contiguas o adyacentes.

Ver el video del Seminario de Prevención y Gestión de LA/FT publicado en la Página Web de Best Practices.


Leer más



Trazando las Líneas: Comprende las Diferencias entre Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo

Antilavado Post

Por Best Practices, el 11 de abril, 2024

El lavado de activos y la financiación del terrorismo son fenómenos parecidos, pero con múltiples diferencias. Aquí le explicamos las principales.

Un sistema de prevención del lavado de activos y la financiación del terrorismo debe tener en cuenta las particularidades de cada uno de estos delitos. A pesar de que ambas expresiones parecen semejantes, se diferencian por su motivación, intención y origen de los recursos.

1. Motivación

La expresión lavar dinero constituye una acción pasada ilegal que produjo beneficios económicos ilícitos. Por tanto, la principal motivación del blanqueo de capitales consiste en lucrarse de las actividades criminales.

Mientras tanto, el financiamiento del terrorismo se refiere a una acción futura ilegal: no se trata de esconder el origen de fondos producidos por acciones ilegales pasadas ni de disfrutar en el futuro de las ganancias, sino de recaudar dinero de cualquier manera, legal o ilegal, para realizar actos terroristas en un futuro próximo. Por eso, la motivación de la financiación del terrorismo es más ideológica que lucrativa.

2. Intención

Las etapas del lavado de activos se entienden como un proceso por medio del cual recursos ilegales se integran en el sistema financiero. Ese dinero se incorpora a la economía formal a través de movimientos múltiples: compra de empresas fachada, inversión en inmuebles o proyectos comerciales. De esta manera, los narcotraficantes burlan a las autoridades y disfrutan de los beneficios de sus acciones criminales. Por eso, su intención principal es ocultar dinero ilícito con el único fin de producir más dinero

Por su parte, la financiación del terrorismo no busca esconder dinero producido de forma ilícita, sino encontrar recursos para financiar hechos criminales que pretenden intimidar a un Estado o a una población a través del miedo, de la violencia y de la coacción.

3. Fuente de financiación

La principal diferencia entre lavado de dinero y la financiación del terrorismo es el origen de los fondos.

Por un lado, el financiamiento del terrorismo consiste en la colecta de capital para llevar a cabo actividades terroristas. Por su parte, lavado de dinero se refiere a un proceso que utiliza un criminal para aparentar la legalidad de sus recursos ilícitos.

Así, la financiación del terrorismo utiliza el recaudo de dinero con propósitos políticos ilegales, pero la fuente de esos recursos no necesariamente es ilegal. Los terroristas pueden obtener financiación a través de patrocinadores gubernamentales, contribuciones asociativas, donaciones e incluso ejerciendo actividades comerciales legítimas. Por supuesto, también se apoyan en negocios ilegales, como el crimen organizado, el contrabando o la evasión.

En contraste, el lavado de dinero siempre implica una fuente ilegal de recursos, pues su intención no es el recaudo sino la acumulación.

4. Ciclo de vida

Con base en los puntos anteriores, puede concluirse que el ciclo de vida de uno y otro tampoco es el mismo. El del lavado de activos opera de manera cíclica: el dinero que recauda el narcotráfico se introduce a la economía, se oculta en diversas transacciones y luego se reincorpora al sistema financiero. Ese dinero, una vez tenga apariencia de legítimo, se reutiliza para financiar nuevas acciones ilegales que ayuden a generar más dinero ilícito, con lo cual se repite el mismo proceso de "blanqueamiento".

En la financiación del terrorismo el ciclo de vida es lineal:  se consiguen los fondos, estos se colocan en el sistema económico, se ocultan y se integran al sistema financiero con el fin de que luego sean usados con fines terroristas. Es decir, que los recursos no necesariamente se reinvierten para generar mayores ganancias, sino para utilizarlos prácticamente en las actividades de la organización.

En la tabla de abajo se resumen estas diferencias entre lavado de activos y la financiación del terrorismo.

Aunque estos dos fenómenos se diferencian en muchas maneras, a menudo se concretan a través de las mismas vulnerabilidades del sistema financiero.

Tanto los terroristas como los narcotraficantes usan técnicas de anonimato para evadir la atención de las autoridades y para proteger la identidad de sus patrocinadores o beneficiarios. De cualquier forma, las transacciones asociadas con la financiación del terrorismo tienden a llevarse a cabo en pequeñas cantidades. Por eso, cuando los terroristas recaudan dinero de fuentes legítimas, el rastreo del origen de estos recursos se hace muy difícil.

Sin embargo, existe un conjunto de buenas prácticas de prevención de lavado de activos y de la financiación del terrorismo, como la segmentación de clientes, procesos como el KYC (Know your costumer), el registro de clientes o la gestión de operaciones inusuales que permiten controlar y monitorear cualquier transacción sospechosa.

¿Quiere saber más sobre prevención de lavado de activos? Haga clic y descargue gratis nuestra guía de señales de alerta.

Ver el video del Seminario de Prevención y Gestión de LA/FT publicado en la Página Web de Best Practices.


Leer más



Cuáles son los métodos del lavado de activos

Antilavado Post

Por Best Practices, el 9 de abril , 2024

Modalidades del lavado de activos

En la actualidad criminales utilizan diferentes formas para llevar a cabo actividades ilícitas que están asociadas al lavado de activos y financiación del terrorismo.

Narcotraficantes, contrabandistas o personas que están asociadas a organizaciones criminales utilizan diferentes modalidades para lavar dinero y demostrar sus ganancias como legales para evadir a las autoridades. Muchos entes de control han dado a conocer de qué manera lo hacen y cómo afecta al ,sistema financiero a su vez muestran los riesgos que están asociados a esto.

Para evitar caer en este tipo de negocios que en muchas ocasiones tienen apariencia de legalidad. es importante que estar bien informados para que no sea víctima del delito de lavado.

A continuación, le presentamos un listado de sistemas que lo ayudarán a prevenir el lavado de dinero.

Compra de loterías o premios ficticios

Las organizaciones criminales siempre están en la búsqueda de los ganadores de estos premios millonarios, con el fin de contactarlos y ofrecerles la compra del billete ganador a cambio de pagarles sumas de dinero más altas de las que recibirán por parte de la entidad encargada del juego.

Una vez el galardonado acepte este canje lo que recibe a cambio son bienes o dinero asociados al lavado de activos y en ocasiones premios de mentiras que fueron otorgados en el exterior y tendrían procedencia legal para ser ingresados al país.

Transferencias

En esta modalidad personas prestan su nombre y documentos para que les realicen numerosas remesas al año por montos de dinero no muy altos para no crear sospechas, al hacer esto ganan una comisión. Comúnmente son conocidos como “pitufos”.

Exportaciones ficticias de bienes

El número de exportaciones que se hacen son inferiores a las que realmente se están declarando. En algunos casos lo que hacen es registrar la venta, pero en la realidad esta nunca se llevó a cabo.

 Fondos ilícitos

La mayoría de las veces los criminales buscan a organizaciones reconocidas y con buena reputación, pero que estén presentando problemas financieros para ofrecerles ayuda y compartir el capital ilícito con dinero que proviene de negocios legales, con el fin de rescatarlos de sus problemas financieros.

Exportaciones ficticias de servicios

Fingen ventas de servicio justificándose en la dificultad de la cuantificación, con esto argumentan el reintegro de divisas que una vez se legalicen a la moneda local se reparte a personas naturales incurriendo en el lavado de dinero. 

Infiltración en organizaciones

Organizaciones dedicadas al lavado de activos se infiltran en empresas legalmente constituidas para intervenir en el funcionamiento y en el sistema financiero destinando recursos para la creación de nuevas empresas.

Inversión extranjera ficticia

Compañías locales que estén teniendo problemas financieros reciben apoyo económico por parte de organizaciones del exterior para realizar proyectos benéficos. La empresa que está recibiendo la ayuda obtiene las divisas por medio de intermediarios cambiaros y las legalizan a la moneda local. Este dinero se utiliza para pagos que no tienen nada que ver con los objetivos propuestos.

Sustitución de deuda externa

Compañías con la capacidad de exportar localmente y que presentan problemas de cartera en el exterior obtienen ayudas de organizaciones criminales compran con descuento la deuda, una vez esto suceda, la entidad financiera de la empresa recibe una orden de pago desde el exterior. La organización compradora recibe las divisas por medio de intermediarios del mercado cambiario y las convierte en moneda local.

Peso broker

Un intermediario financiero se pone en contacto con una empresa ilícita en el exterior con una persona natural que en el país solicita divisas. La organización criminal hace el trabajo de poner las divisas y la persona pone recursos a disposición de la empresa local.

Uso de cambistas de frontera

Las divisas ingresan al país en efectivo y es entregado a los cambistas para que estos luego los transfieran a dólares, una vez realizada esta tarea se cambian a dólares y se depositan a cuentas de empresas inexistentes. Este dinero es retirado a través de la emisión de cheques, utilizados para el envío de transferencia bajo el argumento de pago de proveedores.

Paraísos fiscales 

Cada vez más escasos, estos paraísos son lugares a los que la mayoría de lavadores sueña con llegar. Allí no pagan impuestos los inversores extranjeros o quienes tengan convenios con alguna entidad de ese origen. Tampoco los visitantes que crean cuentas bancarias, permitiendo que su dinero esté resguardado y sin implicaciones jurídicas.

Uno de los aspectos que más motiva a los lavadores a que usen esta estrategia, es que hay una gran ausencia en la supervisión del patrimonio individual.

Adquisición y construcción inmobiliaria

Este consiste en la compra y construcción de varios tipos de propiedades, desde edificios residenciales, hasta hoteles de lujo.

Con este método, cumplen con el objetivo de legalizar sus ingresos, manifestando que son provenientes de sus construcciones. Bajo esta medida, también se generan  operaciones inusuales las facturas, teniendo como aliadas a constructoras y empresas distribuidoras de material.

Los edificios  situados en lugares más llamativos, pues es donde hay altos volúmenes de visitantes y es donde más se pueden registrar “ingresos”. Por eso, es no solo las entidades financieras deben cuidarse de este tipo de delitos. Las empresas inmobiliarias también deberían contar con un sistema de prevención de lavado de activos y de la financiación del terrorismo,

Creación de empresas “fantasmas”

La creación de estas empresas es una sólida estrategia para los delincuentes. Hay lavadores que crean compañías, pasan reportes de ingresos mensuales y pagan algunos impuestos, lo que permite constituirlas como una empresa estable y funcional.

Pero la sorpresa es que muchas de estas ni se abren en años, pues son solo fachadas para demostrar que se están generando ingresos por la venta de un bien o servicio y egresos por la compra de nuevo material o pagos de nómina a empleados.

Testaferros 

Los lavadores que cuentan con sumas de dinero considerables, pero tampoco exorbitantes, son quienes usan esta modalidad.

El testaferrato permite que los delincuentes distribuyan su dinero entre varias personas, normalmente amigos o familiares, para que puedan crear cuentas bancarias con el monto que se les entregó. Para no generar sospecha, se cuida que las cuentas no superen los límites de dinero que se debe declarar por cada nación.

El testaferrato es usado principalmente por quienes empiezan en el negocio.

Ver el video del Seminario de Prevención y Gestión de LA/FT publicado en la Página Web de Best Practices.


Leer más



Conozca a su cliente (KYC): El pilar esencial en la lucha contra el lavado de activos y financiación del terrorismo

Antilavado Post

Por Best Practices, el 04 de abril, 2024

Know your client (KYC) o Debida Diligencia del Cliente es uno de los métodos de prevención del lavado de activos y la financiación del terrorismo más usados. Este es un proceso que nace como recomendación del Comité de Basilea y es fundamental para prevenir el lavado de activos.

Como las etapas del blanqueo de capitales dificultan el rastreo de los recursos ilícitos, los bancos deben definir un conjunto de reglas y procedimientos para identificar y conocer las fuentes del patrimonio del cliente.

El método de prevención de lavado de activos y la financiación del terrorismo conocido como “DDC” es un proceso que ayuda a proteger la reputación y la seguridad de las instituciones financieras, pues reduce la probabilidad de que las entidades financieras y no financieras sean utilizados para realizar algún tipo de crimen relacionado con el lavado de activos o con la financiación del terrorismo.

Los procedimientos de “conozca a su cliente” (Know your customer) se llevan a cabo como un due dilligence el cliente (DDC). Es decir, a través de una investigación previa que revela detalles de la vida personal y profesional, lo cual respaldará las informaciones suministradas por el cliente al momento del registro.

¿Cómo debe elaborarse?

La due dilligence debe hacerla el responsable del área de registro o de la dependencia encargada, antes de abrir la cuenta o de comenzar la relación entre el cliente y la entidad. Para esto, a menudo se hacen visitas a los lugares de trabajo o en los locales comerciales que son propiedad del cliente.  

Durante esas visitas se genera un informe con datos sobre las instalaciones, el volumen de producción, la facturación, etc., con el fin de realizar el análisis de aceptación del cliente en la entidad bancaria.

¿Cuáles informaciones deben presentarse?

De manera referencial, un formulario de “Conozca a su cliente” debe contener la siguiente información:

  • Datos de identidad del cliente.
  • Descripción de la situación financiera del cliente.
  • Explicación de las actividades profesionales del cliente.
  • Detalle de las actividades profesionales y empresariales de la familia del cliente.
  • Especificación de la capacidad financiera del cliente y su capacidad de inversión.
  • Información sobre la relación con el responsable de la cuenta.
  • Explicación del proceso de prospección del cliente.
  • Referencias personales y profesionales analizadas.
  • Lista de las principales instituciones financieras utilizadas por el cliente.
  • Situación patrimonial, distribuida en inmuebles rurales, urbanos y comerciales, o en inversiones financieras de renta fija, variable o de cualquier índole.

Validación y aprobación de Conozca a su cliente

La validación de conozca a su cliente debe hacerla el oficial de cumplimiento encargado por la entidad. Este tiene la responsabilidad de evaluar la calidad de las informaciones presentadas en el formulario de registro y de corroborar que estas cumplan con los requisitos exigidos desde el inicio.

Renovación y actualización de conozca a su cliente

Dado que la situación financiera del cliente puede cambiar, mejorar o empeorar, es necesario que el procedimiento de "conozca a su cliente" sea actualizado y complementado a medida que pasa el tiempo.

La gran mayoría de las Entidades Financieras cuentan con una versión electrónica de "Conozca a su cliente", que la actualiza directamente el responsable de la cuenta. Sistematizar el proceso da mayor agilidad, seguridad y ayuda ahorrar recursos. De cualquier forma, cada institución financiera es autónoma para definir el plazo y las formas en que actualiza las informaciones. 

Ahora que ya sabe qué es y cómo funciona el Know your client o DDC, puede descargar abajo una guía gratuita de señales de alerta para que complemente el análisis de sus usuarios e implemente un sistema de  prevención de lavado de activos y de la financiación del terrorismo su empresa. 

En los siguientes artículos o videos iremos dando otras Herramientas de Prevención de LA/FT.

Ver el Seminario de Prevención y Gestión de Riesgos LD/FT en nuestra plataforma de Best Practices.


Leer más



Fortaleciendo la Prevención de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo: El Papel Crucial de la Debida Diligencia del Cliente

Post

Por  Best Practices, el 01 de abril, 2024

La Prevención de Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo requiere de métodos y herramientas para identificar operaciones fraudulentas. La DDC es uno de ellos.

La Debida Diligencia del Cliente o Identificación y Conocimiento del Cliente (KYC) es el conjunto de procesos que las entidades reguladas (mayormente del sector financiero o real) utilizan para identificar a sus clientes y generar sus respectivos perfiles; es decir, identificar sus actividades y las fuentes de sus fondos.

Estas prácticas, aplicables tanto para clientes nuevos como para aquellos con larga historia de clientela, se han robustecido en los últimos años debido a las exigencias de las entidades regulatorias.

La DDC o KYC implica una doble identificación. Primero, se habla de una identificación documental, solicitando copia de la Cédula de Identidad, o Pasaporte. Por otro lado, se exige el Conocimiento Real del Cliente para conocer el propósito por el cual quiere establecer relaciones comerciales con la entidad financiera. Es decir, los clientes están obligados a entregar información sobre su actividad profesional como una nómina o justificante de autónomos.

El principal objetivo es, por consiguiente, predecir el comportamiento del cliente con la mayor certeza posible para así diferenciar un comportamiento normal de uno sospechoso. Sin embargo, una simple validación de datos no basta en una época en la que el robo de identidades se ha convertido en una práctica fácil y muy temida en todo el mundo.

Además, el simple hecho de distinguir el Riesgo de un cliente del de otra debe tomar en cuenta más variables de lo que a veces la validación de datos puede controlar (ej. valor de transacción, objetivo de relación comercial, zona geográfica, etc.).

Por estas razones, implementar una herramienta de tecnología digital puede ser muy útil o incluso indispensable en la Prevención de Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo.

Con este enfoque de automatización, las áreas de Prevención y Gestión de Riesgos de una entidad pueden responder a preguntas clave e identificar señales de alerta en tiempo real.

Asimismo, hay un enorme impacto en reducción de costos que una solución tecnológica puede llegar a tener para su organización. Los procedimientos de DDC tradicionales pueden llegar a ser muy caros, y sobre todo, poco eficientes.

Algunos ejemplos de gastos comunes incluyen la recolección y almacenamiento de documentos físicos o las revisiones manuales. También es recurrente la aparición de falsos positivos en procesos como el de validación de atributos de una identidad por cada transacción.

Si bien una de las interrogantes más frecuentes en organizaciones ha sido siempre la de cuándo dar el paso hacia lo digital, está claro que en cuanto a mejores prácticas de prevención de lavado de activos y financiación del terrorismo, cada vez es más urgente apoyarse en herramientas que aseguren resultados y ahorren potenciales daños y gastos.

La diferencia entre Prevención y Gestión de Riesgos del Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo, iremos barajando en los siguientes artículos, por ahora que basta saber que la herramienta de DDC o KYC es de Prevención de Lavado de Activos.

Para entender y profundizar en la Prevención y Gestión de Riesgos vea el Seminario video que está en nuestra plataforma de Best Practices. Clic para ver


Leer más