Implementando la Matriz de Riesgo de una Manera Fácil y Directa

Antilavado Post

La Ley 1015/97 modificado por la Ley 3783/09, en su articulo 13 establece define los sujetos obligados de cumplir con las disposiciones de esta ley, entre las cuales podemos citar a los bancos, financieras, sociedades de ahorro y préstamos, casas de cambio, cooperativas y compañías de seguro.

Por Resolución No. 026/09 fueron establecidos los procedimientos que deben observar las compañías de seguros con relación a la mencionada ley. Por Resolución No. 035/10 fueron establecidos los procedimientos que deben observar las entidades cooperativas con relación a la mencionada ley. Comenzando con la Resolución No 172/10 que afecta a las entidades fiscalizadas por la Superintendencia de Bancos. Por Resolución No. 026/09 fueron establecidos los procedimientos que deben observar las compañías de seguros con relación a la mencionada ley.

En los mencionados reglamentos se establecen los elementos sólidos de un programa antilavado de dinero y que son:

  • Políticas y Procedimientos de prevención de lavado de dinero (Manual de Prevención de lavado de Dinero)
  • Designación de un Funcionario de Cumplimiento (Oficial de Cumplimiento).
  • Programa de Capacitación del Personal
  • Código de conducta
  • Auditorías: Interna y Externa.

En el Manual de Prevención de Lavado de Dinero adquiere destaque los procedimientos de Identificación y Conocimiento del cliente (socios). Una herramienta fundamental para conocer al cliente (Socios) es la elaboración del PERFIL DEL CLIENTE (SOCIO) cuyo objetivo fundamental es determinar los montos esperados de operación con los mismos, que se designa como LIMITE OPERATIVO.

Un aspecto, que debe merecer atención especial es la Elaboración de la MATRIZ DE RIESGO que va a permitir calificar a los socios en bajo, medio y alto riesgo en cuanto al lavado de dinero. La “matriz de riesgo” debe contener una valoración del riesgo: de cada una de las áreas y operaciones y las medidas de control Recomendadas para controlar y mitigar los riesgos detectados.

De una manera práctica y directa (sin vuelta) los Factores de riesgo de lavado de dinero a considerar para la Clasificación del cliente son:

  • Actividad
  • Ubicación geográfica
  • Utilización de estructuras jurídicas Off-Shore
  • Montos Operados
  • Servicios utilizados
  • PEPs “Personas Políticamente Expuestas

Esto implica que se debe ir definiendo en el Manual de Prevención cada uno de los factores de riesgos, por ejemplo listado de: actividades de mayor riesgo de lavado de dinero, ubicación geográfica de mayor riesgo de lavado de dinero, estructura off-shore (paraísos fiscales) personas políticamente expuestas, etc.

La presencia en un determinado cliente de algunos de estos factores implica acumulación de puntaje para ser calificado como bajo, medio o alto riesgo de lavado de dinero.

Para ilustrar como implementar una matriz de riesgos, supongamos que tenemos un cliente que opera en el negocio de venta de electrónicas y computadoras en Ciudad del Este o Pedro Juan Caballero, que además opera con proveedores de Panamá y mueve alta suma de dinero utilizando transferencia electrónicas de fondos, este cliente acumula por lo menos 4 de los 6 posibles puntos en termino de clasificación de riesgo de lavado de dinero o sea se puede clasificarlo como de alto riesgo.

La Clasificación del cliente en término de lavado de dinero es fundamental para dar más efectividad al programa antilavado de dinero, que en término simple consiste en destinar el mayor esfuerzo humano y material, para identificar, conocer y monitorear las operaciones de los socios calificados de alto riesgo.

Esto va a permitir a las entidades financieras casos de bancos, financieras, sociedades de ahorro y préstamos y cooperativas donde los clientes (socios) son todos ESTABLECIDOS (en razón de existir un contrato de apertura de cuentas corrientes o de ahorro) y la única vía que sobra para racionalizar los recursos humanos y materiales utilizados en la prevención de lavado de dinero, es la clasificación de los clientes (socios) en cuanto al riesgo de lavado de dinero.

Esto significa en la práctica destinar mayores recursos para identificar, conocer y monitorear a los clientes (socios) de mayor riesgo y menos a los clientes de bajo o medio riesgo u así optimizar la utilización de esos siempre recursos escasos en la solidificación (robustecer) del programa de prevención de lavado de dinero.

En consecuencia, la clasificación del cliente utilizando la matriz de riesgo afecta todas las etapas (procesos) de Identificación, Conocimiento y monitoreo de los clientes (Socios) para así determinar la existencia o no de Operación Inusual o Sospechosa y que conforme exige la reglamentación se debe reportar a la SEPRELAD.

Todos los puntos comentados específicamente sobre la matriz de riesgo se aplican directamente a todas las entidades financieras (bancos, financieras, sociedades de ahorro y préstamos, empresas remesadoras de dinero y compañías de seguro) En síntesis, con la implementación de la Matriz de Riesgos podemos ahorrar ingentes recursos humanos y materiales y lo que más importante sin afectar la solidez o efectividad del programa antilavado de dinero.

Es a través de un artículo técnico como este que BEST PRACTICES devuelve sus ex alumnos, potenciales alumnos y sus empleadores toda la confianza depositada en sus cursos en este caso relacionados en la prevención del lavado de dinero.




Etiquetado bajo



Leave a Reply